7 tips para ahorrar gasolina en tu bote o yate

Rendimiento de gasolina para barcos y yates - Nanovit

Tener tu propio barco o yate es, ya de entrada, un pasatiempo caro. Ahora, considera los costos adicionales, como el mantenimiento o el combustible, por lo que aquí encontrarás consejos excelentes que te ayudarán a ahorrar dinero para que puedas disfrutar de tus aventuras en tu barco.

No permitas que el dinero que cuesta llenar un tanque se interponga en tu temporada de navegación. Si bien hay muchos distintos tipos de barcos y circunstancias que requieren diferentes tácticas de ahorro de gasolina, generalmente hay más de un truco que funciona para todo tipo de embarcaciones.

Un poco de control y algunos cambios simples en la manera en la que usas tu bote podrían permitirte lograr un rendimiento de combustible de alrededor de 10%. Puede que no parezca mucho ahorro de entrada, pero si lo piensas a futuro, representa un gran ahorro de dinero, además de que podrás reducir la cantidad de humo y ruido que produce tu barco.
Durante años, el estándar más alto de comercialización de los vehículos náuticos ha sido alcanzar la máxima velocidad. Los fabricantes han hecho todo lo posible para exprimir una milla extra o dos por hora, solo para poder etiquetar su producto como un bote de 50 mph. Pero, en esta época de altos precios del combustible, tal vez el estándar debería cambiar de MPH a MPG – millas por galón. Descubre aquí algunas maneras en las que podrás ahorrar en el combustible de tu embarcación.

1. No arrastres algo que no necesitas

Al igual que en un automóvil, los objetos en la parte superior de su bote crearán un arrastre excesivo de aire y reducirán las millas que podrías alcanzar por galón, así como tu velocidad. Para evitar esto, cuando uses tu bote, retira la cubierta de la cabina. También es importante recordar que cuanto más limpias estén las líneas del barco, mejor será la economía de combustible.

2. Haciendo ajustes

Tener el ajuste incorrecto en tu embarcación también es otro gran culpable del desperdicio de combustible. Navegar con la proa de tu barco fuera del agua genera mucho más gasto de gasolina. En su lugar, intenta mantener el casco lo más nivelado posible con el plano para maximizar el empuje. Si tienes que ajustar el peso, un poco más de peso hacia la proa del barco te ayudará a recortar más uniformemente.

3. Dejar ir elementos innecesarios.

No hace falta ser un genio para darse cuenta de que cuanto más pesado sea tu embarcación, más complicado será recortar gastos, por ende, ahorrar gasolina será más difícil. Teniendo esto en cuenta, asegúrate de eliminar cualquier artículo que no necesites de tu embarcación para mantener el peso bajo.

Equipo de pesca que no necesites, cubetas o aditamentos pesados que puedas almacenar en otro lugar podrían influenciar la cantidad de veces que tienes que llenar tu tanque. A mayor peso, mayor necesidad de potencia.

4. Limpia tu casco

Asegurarse de tener un casco limpio. Aunque parezca difícil de creer, tener un casco limpio ayuda a reducir la resistencia al cortar el agua, lo que ayudará a tener un incremento considerable en el rendimiento de combustible. Las embarcaciones de alto rendimiento pueden aumentar su velocidad en hasta 2 nudos si eliminas mugre o incrustaciones leves del casco.

5. Mantén tu motor sintonizado

Las revisiones regulares del motor no solo prolongarán su vida útil, sino que también ayudarán a garantizar que funcione de manera eficiente. Hay una serie de controles que puede revisar en tu bote para asegurar que esté bien, pero también vale la pena que un mecánico marino revise tu motor al menos una vez al año.

Adicionalmente, también puedes usar aditivos que harán de tu combustible y tu motor mucho más eficaces. El más efectivo es Nanovit, un potenciador para motores que te ayudará con el funcionamiento de tu motor, que a su vez te ayudará a reducir las emisiones nocivas para el medio ambiente.
La tecnología implementada por Nanovit es la más avanzada del mercado, directamente desde Alemania. Tu rendimiento de combustible se incrementa, recorriendo más millas sobre el mar con la misma cantidad de combustible que empleas hoy. Esto, adicionado a los consejos de ahorro de gasolina, significará una reducción considerable en las facturas de combustible.

6. Reduce tu velocidad.

Por más obvio que esto pueda sonar, a veces la emoción de acelerar a través de las olas puede ser más inquietante que pensar en la cantidad de combustible que estás usando. Si no tienes prisa por llegar a alguna parte, reducir tu velocidad es una de las formas más sencillas de asegurarte de que estás usando menos combustible.

7. Elige días tranquilos para viajar.

Esto parece un consejo de madre preocupada, pero cosas tan sencillas como esta también te podrían ayudar a ahorrar combustible. Las olas y el viento pueden ralentizar el barco y provocar un mayor consumo de energía. Incluso una pequeña brisa puede ralentizar un bote y contribuir a gastos innecesarios de gasolina. Es recomendable que te fijes en los patrones de viento del lugar en el que vas a navegando; por ejemplo, en muchas áreas normalmente hay calma por la mañana, pero una brisa marina se activa durante la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *